Dragon Ball Super revela una nueva técnica de Gas

Compartir

La Transmisión Instantánea de Gas podría volverse contra él en un combate.

Gas Heata es uno de los villanos más temidos en el mundo de Dragon Ball. Este miembro del Ejército de Heata es el cuarto más peligroso de la saga y actualmente es el Guerrero Supremo del Universo 7 y uno de los antagonistas principales en el Arco del Superviviente Granolah, en Dragon Ball Super.

De la misma forma que otros Heatas, Gas puede desatar todo su poder luego de liberar su mente. Esta transformación hace que su masa muscular crezca considerablemente, sus ojos se tornen blancos y obtenga unos colmillos imponentes. Sin embargo, no conforme con tener una furia que muestre su lado más peligroso, Gas fue convertido por el Dragón Divino en un guerrero que podría combatir con cualquier forma de vida en el universo, de ahí que obtuviera el rango de Guerrero Supremo.

Pero, en cuanto a lo que nos interesa, Gas puede materializar a la energía protectora a sus alrededores, además de extender un escudo de energía que lo aísle de los ataques. También puede volar y percibir el poder de pelea mediante el uso del ki. El guerrero tiene una habilidad mágica que puede manipular la materia, en otras palabras, puede crear ofensivas como hojas afiladas, hachas o diversas armas para atacar a sus oponentes. Y, por supuesto, no hay que olvidar que puede dispara un rayo de energía que atraviesa cualquier objetivo.

dragon-ball-super-gas-1

Gas le dio un nuevo significado a la Transmisión Instantánea

Por todas las razones anteriores es que Gas se ha ganado a pulso el título de enemigo. Sin embargo, ahora Dragon Ball Super ha traído otra sorpresa para su público, mostrando una nueva técnica de Transmisión Instantánea, lo que convierte la capacidad de teletransporte de Dragon Ball en una especie de ataque ofensivo.

Para quienes no sepan qué es la Transmisión Instantánea, esta habilidad se introdujo en Dragon Ball Z, mientras que le dio a Goku el poder de teletransportarse a cualquier lugar del universo con sólo concentrarse en su destino. Sin embargo, aunque para nadie era sorpresiva esta capacidad, Dragon Ball Super decidió llevar las cosas más lejos, cuando hizo que Vegeta aprendiera la técnica de “Control de los Espíritus” del Planeta Yardrat, un conocimiento amplio que permitía a Vegeta lograr todo tipo de hazañas, entre ellas, la mencionada Transmisión Instantánea.

Pero ahora, en los eventos de Dragon Ball tenemos un adversario que no sólo conoce la popular técnica de Transmisión Instantánea, sino que le da otro uso bastante interesante que nunca habíamos visto en la saga.

Mientras que el actual arco de Granolah El Superviviente está por dar paso a su más grande batalla (la que definirá el rumbo de los héroes), Goku y Vegeta tienen una épica batalla contra Gas, quien utilizó las Bolas de Dragón sólo para convertirse en el guerrero más poderoso de todos. Así pues, en el capítulo 85 de Dragon Ball Super, Gas por fin pone a prueba sus dotes recibidos contra la transformación de Ultra Instinto de Goku y, por supuesto, la evolución de Ultra Ego de Vegeta. Pero, como era de esperar, Gas tiene un as bajo la manga, el cual no es otro que la la Transmisión Instantánea ofensiva, que, este caso, puede utilizar contra los dos.

Por una parte, el Ultra Ego de Vegeta le permite acumular poder mientras recibe grandes daños en el combate y que se potencia contra el enemigo en un ataque mortífero. En vista de que Vegeta tiene una ligera ventaja contra su enemigo, enfurece a Gas de modo que el guerrero decide utilizar la Transmisión Instantánea ofensiva para derrotar al saiyan.

¿Y cómo la utiliza? la respuesta es bastante sencilla. Esta habilidad le permite al guerrero deformar a Vegeta en la medida que él lo necesita para derrotarlo, con tan sólo apuntar con sus dos dedos. Desde luego, esta técnica deja vulnerable al saiyan para recibir una serie de golpes y combos de ataques que le proporciona el malvado Gas.

dragon-ball-super-gas-

Hasta aquí hemos visto que la Transmisión Instantánea en otros puede ser una habilidad mortal, sin embargo no es la única que posee Gas, lo que lo convierte en un enemigo mucho más complicado de lo que fue en su pasado. Por supuesto, el saiyan es derrotado y Goku tiene que buscar la manera de utilizar su Ultra Instinto para salvar a su compañero y obtener la victora. Así que parte de la estrategia de Goku contra su enemigo implica usar la habilidad recién descubierta de Gas para deformarse a sí mismo, de modo que le sea imposible ver los ataques que tiene planeados para él y lanzarle una auténtica explosión que haga volar todo a sus alrededores.

Temas relacionados: Dragon Ball

Compartir

Disney+ logo

Sigue a Alfa Beta Juega y entérate de todas las novedades en videojuegos y anime Síguenos en Google News

Author: Judd Olson